Sin categoría

Mi Coffee Bar

Soy amante del café pero no soy adicta a él. Soy de las personas que me gusta disfrutar de una buena taza de este delicioso líquido, principalmente en las mañanas, pero puedo estar perfectamente bien el día que no lo hago. Y si me gusta disfrutar del café, lógicamente me gusta tener un lugar específico donde colocar cosas que necesito para hacerlo. Comencé teniendo un pequeño mueble donde ponía el contenedor del café, el del azúcar y el de la crema. Pero aunque mis hijos no son partidarios del café a los tres nos gusta mucho los tes, por lo cual aparte del café tengo diferentes tipos de té, que principalmente mi hijo mayor le gusta estar adquiriendo y cada que puede le gusta probar alguno nuevo, así que tenia que ponerle una pequeña repisa para que cupiera todo.

Por este motivo necesitaba un mueble un poco más grande, pero como mi cocina es muy pequeña, necesitaba un mueble que fuera un poco más grande que el que tenía pero no tanto para poder ponerlo en el espacio que tenía disponible, y me propuse tratar de conseguir uno. Afortunadamente una persona de mi iglesia envió un texto diciendo que ella tenía un mueble que quería poner fuera de su casa para si alguien lo quería, se lo llevara porque ella ya no lo usaba. Decidió primero decirnos a las personas de la congregación por si alguien de nosotras lo necesitábamos y enseguida mi pastora dijo que yo necesitaba uno y fue justo lo que yo quería, es un mueble con el tamaño justo para el espacio que contaba y me encanto el diseño que tiene (me sorprendo como Dios es bueno y me provee de lo que necesito). Ademas quería uno que yo lo pudiera pintar del color que yo quisiera, y aunque el mueble estaba más o menos en buenas condiciones, el color no era lo que yo deseaba.

Así que decidí pintarlo de un color más actual y que me gustara. Me gustó realmente cómo se transformó, es maravilloso poder reconstruir algún mueble o artículo para continuar dándole uso, que se vea actualizado y a nuestro gusto. Así que puse manos a la obra y ahora poco a poco voy a ir añadiendo algunos artículos para completar su nuevo look y pueda verse aun mas hermoso, por ahora solo les muestro como quedo el mueble pero espero posteriormente mostrarles cómo fue el acabado completo de mi coffee bar y ustedes también se animen a hacer las transformaciones necesarias para darles nuevo uso a algunas cosas que crean que ya no lucen como ustedes quisieran.

Como el mueble fue regalado, solamente compre dos pomos de pintura porque uno me lo regaló una amiga mía cuando le comente el color que estaba buscando, me lo regaló para que mirara primero si era el color que yo estaba deseando y ciertamente si lo era, así que realmente me salió bien económico mi nuevo coffee bar. Lo que te quiero decir con esto, es que no es necesario, muchas veces, invertir una gran cantidad para tener algo que te gustaría añadir a la decoración de tu hogar, solo tienes que buscar algo que tengas y que ya no te guste tanto, o buscar cosas que están vendiendo a precio económico o como en el caso mio lo están regalando, pintarlo, quitarle o añadirle algún detallito que lo haga ver mas atractivo y ya tendrás algo nuevo para embellecer tu hogar. Te aseguro que ademas vas a disfrutar mucho haciendo tus propias transformaciones.

Y así es como luce ahora mi coffee bar, es muy agradable contar con algo que nos guste, es un verdadero placer prepararme mi café teniendo todo mejor organizado, creo que lo disfruto mucho mas.

Autor

Lucymnieto@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PAISAJES DE FOSSIL CREEK

mayo 19, 2021