Sin categoría

El Toque del Coronavirus en la Puerta de mi Hogar Parte 3

Parte 2: http://partedemi.com/el-toque-del-coronavirus-en-la-puerta-de-mi-hogar-parte-2/

Por fin salió el Lunes 20 de Abril a las 11:25 de la mañana (a siete días de su cumpleaños), con un poco más de treinta libras menos (un poco más de quince kilos). Lo instale en mi recamara debido a que aún tenía que estar en cuarentena y mi recamara cuenta con baño propio y no tendría que compartir con nadie, ni salir de ahí para nada. Nosotros entrabamos a llevarle los alimentos, sacar la basura y algunas otras cosas que necesitará, siempre con un cubreboca, tanto él como nosotros, teníamos que protegernos y salir directo al baño a lavarnos las manos. Para mayor seguridad cuando queríamos platicar lo hacíamos por teléfono o a través de la puerta. Poco a poco fuimos entrando a platicar un poco con él, pero siempre con el cubreboca. Los primeros días también teníamos que estar alertas en su actitud, ya que le dijeron que si de pronto notamos otra vez que tuviera problemas para procesar la información, dificultad al hablar o si él notaba que cuando estuviera escribiendo (el esta estudiando para poeta) comenzará a olvidar las ideas o escribía cosas sin sentido que nuevamente llamáramos a la ambulancia ya que eso era síntoma de que aun el virus estaba atacando, porque al atacar no permite que llegue suficiente oxígeno al cerebro. Por eso no se pueden coordinar bien las ideas y se afectan algunas funciones del cuerpo, es también por eso que se les dificulta poder caminar.  

Dios me seguía demostrando que está con nosotros, hasta este momento tenía tres semanas consecutivas sin trabajar y solo teníamos derecho al pago de dos semanas, pero aun así los cheques salían cortos porque no nos pagaban el extra que nos pagan por trabajar el fin de semana, durante los días que estuvo enfermo en su casa y me salia temprano los cheques me salían mas cortos. Durante ese transcurso hubo gastos extras y menos horas trabajadas, para compensar lo que me faltó en algunos gastos mi sobrina me regaló dinero y una hna que conocí en mi trabajo también me regalo. Regularmente con lo que gano salgo al limite, así que se iba a llegar el día que yo tenía que pagar mi renta y no ajustaba. Mi esperanza era que me llegara el cheque que el gobierno estaba enviando a todos los que reportan impuestos, a la mayoría de las personas que conozco les llego, pero a mi no. Creo que Dios quiso mostrarme que el es quien me sustenta y tiene cuidado de nosotros. 

Fue el domingo 26 cuando fui a la iglesia, al dia siguiente seria el cumpleaños de Chip, no tenía para completar la renta, no iba a ajustar para la comida de esa semana y menos aun si quería comprarle un pastelito y algo especial para comer y asi festejarle su cupleaños. Esa semana mi pago solo fue de 100 dls y unos centavos. Soy partidaria de dar mi diezmo, así que ese dia en la iglesia iba a dar once dls pero tenia solo un billete de 20 y llevaba un dólar extra. Pensaba decirle a mi pastora que me cambiara el de 20 y así dar mi diezmo y quedarme con 10 dls para gas o para comprar algo, a la hora de pasar a dejar mi diezmo sentí algo que me hizo dar los 21 dls y así lo hice. Cuando salimos del servicio se me acercó una hermana y me dio dinero, alabado sea mi Dios, con eso cubrí lo que me faltaba de la renta, para festejar a mi hijo y pude comprar algo de comida y al dia siguiente mi mama tambien nos dio para lo que nos hiciera falta. Así fue como Dios suplió para todo lo que necesitaba. Como dije anteriormente el teléfono de mi hijo estaba fallando y para su cumpleaños mi hermana y su familia le regaló un teléfono de google. Solo mi hijo menor y yo sabíamos que él quería uno de esos, pero nuestro maravilloso Dios así trabaja. 

El día siguiente de su cumpleaños le toco la cita con el Dr para mirar si ya sus pulmones tenían el nivel de oxígeno que necesitaban para desconectar el compresor del oxígeno que usaba y gracias a Dios si se lo pudieron quitar. Le realizaron nuevamente el test del virus y al día siguiente llamaron diciendo que aún estaba infectado. Dios sabe lo que hace y porque permite ciertas cosas. Así que tenía que estar una semana más en cuarentena y yo más tiempo sin poder ir a trabajar. Decidí pedir desempleo pero demoraron en darme una respuesta. El Señor volvió a obrar, esta vez por mi hermana y mi cuñado que me enviaron dinero para lo que necesitábamos el viernes 8 de mayo (con lo cual pude sostenerme hasta que me llego el cheque del gobierno ya que dure un total de seis semanas sin poder trabajar. Dios los bendiga por el esfuerzo que hicieron para ayudarnos) y ese dia mi hijo regresó a la clínica para un nuevo test, la respuesta se la dieron hasta el dia 12 de mayo. Le dijeron que podia salir ya del cuarto pero solo dentro de la casa y aun usando máscara protectora. Solo podía salir de la casa cuando fuera a ir al doctor. La enfermera que le llamo le comento que después de revisar su expediente, no se explicaba cómo es que el estuviera aquí porque sus niveles de oxígeno, cuando llegó al hospital, habían bajado a 50. Le dijo que de ese nivel casi nadie se recupera porque en sí ya es peligroso que les baje a 85, en este nivel ya les comienza a afectar algunas funciones, mucho más al nivel que a él le bajó. (Para el dia 9 de mayo tendría otra preocupación más, mi sobrina le diagnosticaron positiva también, gracias a Dios ella no estuvo tan grave. Su esposo también le dio pero con pocos síntomas, tal vez sus tres niños también pero sin casi síntomas. También por ellos estuvimos orando y gracias a Dios también alcanzaron misericordia).  

El dia 13 de mayo recogimos en la clínica una nota para en unos dias mas podia mi hijo regresar a una vida normal, pero tuvo que esperar debido a unas complicaciones que tuvo. Así que nuevamente tuvo que estar aislado y le volvieron a hacer más estudios en los cuales mostraron que sus pulmones sufrieron algunos daños. 

Después de muchos tiempo de espera le practicaron una tomografía y por fin el dia 22 de junio le dieron los resultados donde Dios se glorifico porque ya no le encontraron nada. 

Realmente estoy agradecida que mi hijo y mis familiares tienen vida. Solo espero que  hayamos aprendido lo que Dios nos quiso mostrar y no vaya a ser en vano tanto dolor y sufrimiento. Yo continúo dando gracias a Dios por su gran misericordia y termino con este texto de la biblia que así lo expresa.

ROMANOS 9:16. Así pues, no depende de que el hombre quiera o se esfuerce, sino de que Dios tenga misericordia. (Reina-Valera versión contemporánea)

GRACIAS PADRE, TE ALABO, TE BENDIGO Y TE GLORIFICO POR TUS GRANDES MISERICORDIAS, LAS CUALES SON NUEVAS CADA MAÑANA.

Quiero agradecer de forma muy especial a todas y cada una de las personas que estuvieron mostrándonos su apoyo y cariño a través de sus oraciones o con las diferentes formas que Dios les hacía sentir para suplir lo que necesitábamos.

                                                                      DIOS LOS BENDIGA.

Autor

Lucymnieto@gmail.com

Comentarios

Yolanda Pérez
julio 15, 2020 a las 8:55 pm

Muy duras las pruebas que Dios te ha mandado pero esta fue la peor porque un hijo es lo más grande y lo más Preciado que una mujer puede tener pero Dios también te ha dado una fuerza y una fortaleza tan grande, y yo sólo puedo decir mis respetos para tan admirable mujer,te amo mucho hermana cuídate y dios te siga bendiciendo



Yesi Plaza
julio 19, 2020 a las 12:54 am

Hola Luz soy Yesi, bendito Dios ya están bien todos y pudieron salir de ésta pesadilla, una prueba muy grande. Gracias por compartir su historia por todo lo que pasaron y sí, como dices todos pasamos por pruebas que nos cambian la vida. Te mandamos un fuerte abrazo y muchas bendiciones 🙏



    julio 20, 2020 a las 9:43 pm

    Gracias Yesi por tomarte tu tiempo para leer lo que escribí, espero que sea de bendición a la vida de quien lo pueda leer. El propósito por cual lo hice fue para que ayude a alguien que pase por una situación difícil y miren el poder que tiene la oración. En una ocacion que estaba en un estudio en mi iglesia el hno que estaba impartiendo el estudio pregunto como definiríamos la oración y una hna dio una difinicion que había escuchado ese día en la radio y me impacto. En la radio la definieron de la siguiente manero: La Oración es el pequeño musculo que mueve la poderosa mano de Dios. Algunas veces no vamos a recibir la respuesta que esperamos pero siempre vamos a recibir la ayuda de Dios dándonos el consuelo que necesitemos y las fuerzas para seguir adelante. Dios te bendiga y te mando también un fuerte abrazo.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Receta fácil de pescado.

agosto 17, 2020