Sin categoría

LAS PRUEBAS, OTRA FORMA DE ENRIQUECER TU VIDA.

foto de Luis Galvez en Unsplash

Sin duda alguna, a nadie nos gusta pasar por pruebas, a nadie nos gusta sufrir, llorar, sentir angustia, desesperación, dolor. Todos estos son sentimientos muy desagradables para cada uno de nosotros. Daríamos cualquier cosa por evitarlos y muchos de ellos si podemos los evitamos, pero desgraciadamente muchos de ellos no podemos evitarlos.

Algunas veces las situaciones se nos escapan de las manos y terminamos en dolor y sufrimiento. Muchos de los acontecimientos nosotros mismos los buscamos, pero muchos otros son problemas que se buscan las personas que amamos y que por lógica terminan involucrándose a nosotros también y terminamos pagando la consecuencia de sus actos.

En una familia todos los miembros están íntimamente relacionados y al estar relacionados todos, de alguna manera u otra estamos involucrados en los resultados de todo lo que hagamos, sea para bien o para mal. Algunas veces la persona más inocente en la situación es la que viene sufriendo más de las malas decisiones de los demás. Es algo realmente injusto que tenga que pagar un error que no cometió, algo que por la inconsciencia de otra persona pase a perjudicarla. Es duro decirlo pero de esta prueba va a salir algo bueno, mientras no sea la muerte, toda prueba al final deja algo positivo, principalmente si pones tus sentidos alertas y tu corazón dispuesto a aprender lo que se te está enseñando, toda prueba trae una enseñanza. Muchas de las veces no la aprendemos porque nos cerramos a mirar lo que se nos está mostrando, muchas veces tenemos orgullo y es tan grande que nos negamos a mirar que tal situación nos tocó vivirla porque estábamos actuando incorrectamente, tal vez algo en nosotros necesita un cambio.

En Romanos 8:28 nos dice: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.

Así que la próxima vez que estés pasando una prueba, en medio del dolor y la angustia dispón tu corazón para aprender lo que tengas que aprender. Pon tus sentidos alertas, analiza tu vida o tu actitud ante la vida, como estas viviendo o actuando. Tal vez sin darte cuenta has contribuido para que esta situación se presentara y es la hora de cambiar el rumbo de nuestra vida. Muchas veces Dios nos permite pasar estas pruebas para que miremos tal vez que somos más valientes de lo que pensábamos o que somos muy independientes y queremos hacer todo por nuestra cuenta y eso nos puede traer estrés o depresión cuando las cosas no salen como las planeamos, entonces Dios nos pasa por unas pruebas para aprender a depender de El, no de nuestras fuerzas, tenemos que analizar nuestro actuar, pero tenemos que pedir al Espíritu Santo que nos muestre lo que quiere que aprendamos, que nos ayude a mirar en qué estamos fallando. Si no lo haces no pasarás la prueba y desgraciadamente tendrás que vivir la misma lección, tal vez con diferentes elementos pero la misma lección, hasta que puedas pasar la prueba, pero si te dispones a tomar la enseñanza que se te esta dando y pasas la prueba tu vida no volverá a ser la misma, saldrás enriquecida en esa área de tu vida, saldrás triunfante y victoriosa lista para enfrentar los nuevos retos que se te presenten en el camino.

ORACIÓN:

Padre te pido en el nombre glorioso de nuestro Señor Jesús que nos ayudes a mirar y reconocer nuestros errores, danos la capacidad de cambiar dándole al Espíritu Santo la libertad para que obre en nuestras vidas según tu santa y perfecta voluntad.Quita todo aquello que está estorbando en nuestras vidas para ser la persona que tu quieres que seamos y recibamos la bendición de tu enseñanza. Amen

Autor

Lucymnieto@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caldo Verde de Camaron

marzo 11, 2021

Mi Coffee Bar

abril 28, 2021